atrapAarte

ROSA MEXICANO

01 Feb 15 - 19:53





       ROSA MEXICANO, de Luis Ayhllón.
       Intriga, violencia y encubrimiento.
       Texto y fotos: Salvador Perches Galván.







 






Rosa mexicano es un color vivo y saturado, también llamado fucsia o magenta. Se le ha comparado con el color de las flores de la planta ornamental llamada bugambilia, y su referencia originaria son las coloraciones utilizadas en vestimentas y otros objetos de la cultura tradicional mexicana.

El color rosa mexicano forma parte del acervo iconolingüisto de la cultura mexicana actual. En México se le considera un elemento de la identidad nacional y es un símbolo del carisma mexicano.

El rosa mexicano comenzó a ser conocido como tal gracias al periodista, pintor, historietista y diseñador de modas Ramón Valdiosera. A mediados de la década de 1940, Valdiosera realizó un largo viaje de investigación por México donde tomó contacto con diferentes etnias y coleccionó trajes y vestidos característicos de las diferentes regiones. Interesado en adaptar la indumentaria tradicional mexicana a la moda contemporánea, a su regreso a la ciudad de México montó un taller de costura y allí se dedicó a trasladar los tejidos, colores y estilos tradicionales a las formas sofisticadas de la moda de aquel entonces,

    




Rosa Mexicano
, texto teatral de Luis Ayhllón, dirigido por Martín Acosta, lleva al espectador a los melodramas televisivos llenos de intriga, violencia y encubrimiento. Una comedia divertida con diálogos ingeniosos, que narra la historia de Flor, una joven obsesionada con Luis Vivanco, su estrella de televisión favorita. Ilusionada por conocerlo, Flor acude a las instalaciones de la televisora más grande del país para tener un encuentro con su ídolo, lo cual origina una serie de aventuras que jamás imaginó.

El encubrimiento forma parte de esta historia virada del rosa al rojo por un oscuro crimen, manipulado a conveniencia de la televisora.

Personajes como un hada, una zorra, un teporingo y un oso, tratarán de ayudar a que Flor regrese a casa y escape del bosque encantado.

   

La propuesta escrita por Ayhllón, se conforma de dos historias que se tocan paralelamente, un cuento de hadas que ocurre en un bosque fantástico poblado de hadas y príncipes y al mismo tiempo en una empresa televisiva donde las expectativas son las que se viven en una telenovela. Humor crudo y corrosivo en un retrato de los círculos viciosos establecidos entre las televisoras y sus televidentes, a través de un retrato realista del star system de la televisión mexicana

Rosa Mexicano, a través del lenguaje telenovelero, se sirve por momentos del realismo mágico para plasmar esa dualidad de admiración y envidia entre las estrellas y sus seguidores, y las relaciones perversas entre aquellos que integran y forman parte del producto que sale de la pantalla cada vez que encendemos el televisor.

El texto de Ayhllón describe una realidad no menos ácida y a todas vistas alarmante que poco a poco ha contribuido a la descomposición de la sociedad mexicana y que al mismo tiempo constituye, paradójicamente, una tabla de salvación, de evasión, para aquellos que enfrentan una situación dura de la que harían casi cualquier cosa para salir, al menos, durante una hora cada vez que ven su telenovela favorita.

Rosa Mexicano es una producción realizada con el Estímulo Fiscal del Artículo 190 de la LISR EFITEATRO, que presenta la Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y Perra Justa Producciones.

El dramaturgo Luis Ayhllón, miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte ha estrenado alrededor de 20 obras y recibido premios nacionales como el de Literatura, el de Dramaturgia Manuel Herrera y el de Teatro para Adolescentes.

Rosa Mexicano se burla y critica la manera en la que las telenovelas logran enajenar a su cautivo público, al ofrecerles una imagen distorsionada de la realidad.

   

Rosa Mexicano
cuenta con la notable actuación de la muy experimentada Aída López, quien “amadrina” a los jóvenes Gimena Gómez, quien interpreta a Flor; Francisco Cardoso y Rodrigo Virago, este último egresado de la escuela de Televisa, quien ha incursionado en el cine y con frecuencia en teatro y va forjando una interesante trayectoria al margen de la televisora que lo formó académicamente.

La obra transita en dos planos paralelos: uno ficticio y fantasioso, dándole continuidad al rosa (mexicano) de las telenovelas, el otro varios grados mas de intensidad al fucsia, llevándolo hasta el rojo intenso, muy acorde a las muy lamentables noticias que escuchamos a diario, en un país en el que los asesinatos, ajustes de cuenta, desapariciones y noticias por el estilo, acumulan muchos litros de pintura roja y muchas horas de tiempo aire.  La puesta en escena cuenta con una escenografía tridimensional que muestra lo mismo un foro televisivo, que un departamento o un bosque.
 
El teatro es de todos. ¡Asista!
 
Recomendable.
Rosa mexicano, de Luis Ayhllón.
Dirección: Martín Acosta.
Actuación: Aída López, Rodrigo Virago, Gimena Gómez  y Francisco Cardoso.
Teatro Helénico del Centro Cultural Helénico- Av. Revolución #1500, Col. Guadalupe Inn.
Viernes 20:30, sábados 18:00 y 20:30 domingos 18 horas.
Hasta el 15 de febrero
Duración: 100 min.

Costo: $150
Adolescentes y adultos.
 

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

301896