atrapAarte

REPORTAJE: LA GENTE

08 May 16 - 13:30


 




 

Dramaturgia Pérez&Disla.
La gente es importante
porque la gente somos todos nosotros.

Texto y fotos: Salvador Perches Galván

 










La gente traslada una práctica representacional, un evento ciudadano con su propia gramática y configuración escénica y la sitúa en un teatro. Los asistentes, el grupo, se dispone en forma de anfiteatro o círculo. El grupo frente a sí mismo, porque si hay un grupo anónimo, indeterminado pero determinante en el teatro, ese es el público. A él, al público, a la experiencia colectiva de formar parte de este grupo, está dedicado este montaje avalado, coproducido y actuado por Antonio Zuñiga, director de Carretera 45.
 
La gente es un proyecto que nació a iniciativa y conocimiento de la maestra Bárbara Colio, quien conoció al grupo Pérez&Disla, integrado por Juli Disla y Jaume Pérez, y que tenían este proyecto montado y trabajado en España y que después también montaron y trabajaron en Chile. Bárbara Colio intuyo que este proyecto le quedaba perfectamente a Carretera 45 por la dinámica, la naturaleza de Carretera de estar en el barrio, de hacer teatro para el barrio y para la gente.Me mandaron el texto lo leí, vi su proyecto, me pareció interesantísimo y coincidí con Bárbara. De ahí nació la triada, la unión Perez&Disla, Carretera 45 y BarCo Drama de la maestra Colio, y nos juntamos. Nosotros participamos también con la producción y trajimos a estos maravillosos españoles, que vinieron a trabajar con nosotros un mes y medio, casi dos meses estuvieron aquí en residencia en Carretera 45 y de ahí nació este proyecto artístico”.

 
 
Más que “verla”, el público está allí, sentado en una de las sillas que hacen círculo, para participar en una asamblea, una junta vecinal, nadie lo sabe muy bien, a la que hemos sido convocados para tratar asuntos importantes y tomar decisiones que serán cruciales para los asistentes. Sobre la confusión se alzan las voces de los dos compañeros, jóvenes, que dirigen el cónclave, un hombre y una mujer. Entre ambos consiguen encauzar la reunión y empiezan a leer el orden del día.
 
“Bueno la gente es la gente, la gente habla de la gente, de lo que somos, de los que vivimos, de los que caminamos en la calle, de los que habitamos este país, y de los que tenemos la intención de hacer cosas para transformarlo, y eso trata, es una reunión de vecinos, una reunión vecinal, una reunión en la que se intenta conseguir un objetivo común: crear una plataforma de cambio de transformación y a eso es a lo que invitamos al público”.

 
    
 
La obra en cada lugar adopta, adquiere características propias del lugar en donde se presenta.
 
“La obra tiene una estructura que por supuesto es muy dúctil, pero tiene una potencia dramatúrgica en toda su complementación, en toda su estructura, en toda su propuesta, y también aquí entra el elemento Bárbara Colio, ella toma el texto, trabaja con nosotros, trabaja con Perez&Disla y hace una adaptación mexicanizada que necesariamente aborda y somete la estructura sobre todo al lenguaje, a la regionalidad del lenguaje y a la estructura de la vida mexicana y de ahí nosotros, ya durante la elaboración del trabajo, de la articulación de todo el entramado, también contribuimos con nuestras propias iniciativas y propuestas y partic
ipación, entonces en la participación del montaje mismo se adecuó, se acercó al contexto de lo mexicano”.
 
 
 
El contenido, significado y originalidad de La gente en el momento de crisis actual es muy simple, a lo largo de la función, la sensación es de ir diluyendo poco a po
co la conciencia personal, para pasar a ser parte de la de los demás, es decir, pasamos de la mismidad a la otredad, y dan ganas, finalmente frustradas, de intervenir en el debate y la discusión.
 
“Si. Lo que busca La gente es crear un espacio de convivencia donde la propuesta sea que ahora sí que el constructo interior de la reunión, sea un constructo democratizador, o sea, de inventiva democratizante. Se busca, se invita, se hace partícipe al que llega a la reunión, de esta necesidad de cambio, y entonces la propuesta es que estos personajes buscan abrir la colaboración, es decir, la solidaridad. La idea principal es que podamos ser propagandistas de una idea democratizante, democratizadora y eso está planteado ahí, si se da o no se da, pues ustedes lo pueden venir a ver y probarse a sí mismos, pero hay una participación muy activa del otro, es decir, la obra no se completa solamente en el acto ficcional, sino que en la realidad, es decir, se participa del y con el espectador en la estructuración. El espectador participa creando la obra, con su presencia, con su voz, con su voto, con su animosidad, con su negatividad, con todo lo que son, y entonces se cuenta con ello, se cuenta con el otro, se piensa en el otro y se suma al otro”.

 
 
 
Finalista en la categoría de Mejor Autoría Revelación en los Premios Max y premio al Espectáculo más Innovador y Original en el Festival de Teatro y Artes de Calle (TAC) de Valladolid en 2014, en La gente, sus personajes se expresan, psicológica y lingüísticamente, con una profunda autenticidad. El autor del texto, Juli Disla, a la hora de retratar con una precisión milimétrica la manera de hablar, sentir y razonar de la juventud actual, que le permite resistir la inclemencia de los tiempos presentes y la desfachatez de sus mayores. La adaptación de Bárbara Colio traslada esas virtudes al léxico mexicano con precisión y soltura. Si a la calidad de lo escrito se añade el ingenio y talento de la puesta en escena de Jaume Pérez, complicada a pesar de su aparente sencillez, se obtiene un espectáculo que por sus virtudes escénicas no tarda en atraer el reconocimiento del público.
 
“Aquí necesariamente la obra se construye si está el público, y cuando tenemos mucha gente funciona igual, se trabaja igual que cuando hay poca gente. Las reuniones, estas que tú, y yo, y todos conocemos muchísimo, que van buscado sobre todo en los últimos añ
os, elaborar un discurso de transformación, de cambio en México, pues esas reuniones que a veces son largas, y a veces son fructuosas y otras no tanto, siempre participan del otro, participan de la creación del otro, y a veces van pocos y a veces van muchos. Y entonces así es como es, son unas sillas, la gente llega, y, si llegan menos de las sillas que hay, pues simplemente se doblan y hacemos el círculo más pequeño y ahí trabajamos”.
 
 
 
El montaje cobra su verdadera dimensión cuando se enmarca en ese anhelo de participación que exige la sociedad de nuestra época, cansada de representantes que, cuando no la engañan o se mofan de ella, la decepcionan de continuo. Allí, en medio del foro Carretera 45, como un participante más en la reunión y pasada la sorpresa inicial, el espectador pronto comprende la naturaleza del juego: a pesar de su espontaneidad, esa chica que habla junto a él tomándose su intervención tan a pecho, por muy bien que lo finja –y lo finge muy bien– es una actriz interpretando su papel (la que, más tarde, compartirá sus papas fritas con nosotros). Y ese otro que se ha equivocado de reunión pero que, acalorado por el fragor de la disputa, propone que se inicie una huelga de hambre de inmediato, también es un actor. La presencia de estos intérpretes mezclados con la audiencia crea un clima de convivialidad, y esta
mos tan juntos los unos de los otros que, en ocasiones, se nos antoja intervenir como uno más de ellos. Lo hacemos cuando nos piden tomar parte en una votación, pero una cosa es levantar el brazo y otra muy diferente ponerse de pie y lanzar una demanda. Máxime cuando no sabríamos muy bien que decir en cuanto, han llevado la obra al terreno de la abstracción más pura, inmersa en todo un trámite burocrático que corta de raíz cualquier deseo de emancipación.
Tal el convencimiento con el que discuten los actores y la sensación de libertad tan plena que incluso estaríamos dispuestos a estudiar si ese concierto que hay que firmar debería elevarse al Gobierno de la Ciudad de México, ex D.F. y a las alcaldías, otrora delegaciones.

 
 
Antonio Z
úñiga, dramaturgo, director de escena, director del Centro Cultural Carretera 45 y actor, en La gente solo actúa un texto que no es suyo, ni tampoco dirige….
 
“Nada más participó como actor y como director de Carretera 45. Yo estoy muy contento porque este proceso, esta iniciativa de Bárbara a través de los españoles, nos ha dado herramientas muy potentes a todos los actores, y además, al grupo Carretera 45 nos ha ayudado a crear nuestra propia identidad, a valorizar nuestra identidad y a reforzarla. A mí participar de los procesos actorales siempre me es muy atractivo, yo vivo muy contento siendo actor, y además aquí se trabaja mucho en la identidad completa de la colectividad y entonces pues que más referente con relación a Carretera 45 que eso, me hace sentir que lo que pregonó y digo y me la paso diciendo si se verifica en el trabajo y entonces eso me da mucho gusto”.
 
Qué lástima que fue más largo el taller que la temporada, eso sí es muy lamentable
 
Eso siempre pasa, pero la obra va para largo, se sumó a esta iniciativa de coproducción la galería del maestro Javier Marín, incluso está participado con un apoyo económico de su fundación a este montaje, y de aquí tendremos funciones en su galería en la Roma, y después tendremos una gira en Chihuahua donde daremos seis funciones en julio, en las jornadas villistas y tenemos también un compromiso en Durango. Nosotros nos movemos mucho y tendremos una segunda temporada en el teatro Benito Juárez en noviembre diciembre, vamos a dar 20 funciones más.

 
 
Con el concepto de la cuarta pared, el drama pretende cancelar cualquier intento de conexión física entre el escenario y la audiencia. Rompiendo esta tendencia al aislamiento, la historia del teatro contemporáneo es una larga lucha por recuperar al espectador y establecer una relación directa con él poniendo en juego toda clase de elementos formales: la arquitectura y disposición del local, el dispositivo escénico, la forma de actuar de los intérpretes, la puesta en escena… todo pensado para que el espectador pueda participar en el montaje. Algunos hasta se atreven a subirlo al escenario, pero mudo. Todos se detienen en el momento justo de dar un paso más y precipitarse en el abismo. Al teatro le va la vida en ello. Porque, de hacerlo así, allí abajo, en el fondo, lo único que le espera es el reality show.
 
“Estén muy pendientes de La gente, la gente es importante porque la gente somos todos nosotros”.
 
 
 
El teatro es de todos. ¡Asista!
 
Absolutamente recomendable.
LA GENTE en México – Coproducción Pérez&Disla
y Carretera 45
Intérpretes: Abraham Jurado, Toño Zúñiga, Enrique Marín, David Bravo, Yolanda Abbud, Christian Cortés, Margarita Lozano, David B. Bravol Nurydia Briseño.
Dramaturgia: Pérez&Disla
Texto: Juli Disla
Adaptación: Bárbara Colio
Diseño Gráf
ico: Jaume Pérez
Producción Ejecutiva en México; BarCo Drama, Juli Disla
Dirección: Jaume Pérez
Centro Cultural Carretera 45
Juan Lucas de Lassaga 122, Colonia Obrera, esq. con Isabel
la Católica y 5 de febrero, a dos cuadras del metro
San Antonio Abad.
Viernes 8.30 pm, sábado 7.00 pm. Domingo 6.00 pm. Hasta el 15 de mayo


      


La gente
Se reúne en algún lugar para  debatir y confrontar ideas; un grupo, intenta desde un lugar práctico intervenir, cambiar y transformar la realidad  del país. Los interesados son convocados por correo electrónico, hombres y mujeres toman lugar, forman un círculo y empieza el debate.  En los  puntos centrales está “El concierto” –nada tiene que ver con la música- como emblema del movimiento y de controversia.

El grupo es heterogéneo  en apariencia y en ideas; quienes conducen la junta no logran el consenso.  El colectivo no converge en una idea que los lleve a una conclusión, las opiniones son discordantes. La reunión es furtiva desde la disidencia, desde la  desconformidad buscan fórmulas que vacíen resultados positivos. En cada participante hay un pensamiento distinto, un punto de vista diferente; las ideas fluyen y se expresan sin ultimar El concierto, el marco regulador.

Entre la gente que hace teatro se escucha con frecuencia  “se busca romper paradigmas”, una frase trillada, no todos lo logran; en este intento por lograr originalidad se van por otro rumbo. La gente es un espectáculo que va en otro sentido a las convenciones del teatro. No hay –mi opinión- una estructura dramática, existe un texto que guía, que conduce y dice de que hablar. Sin escenografía, el trazo escénico es un círculo formado con los asistentes –actores y público- sentados en sillas. Lo que sucede en la reunión, sí rompe con los arquetipos del teatro tradicional.
 
La gente es autoría de Juli Disla y dirección de Jaume Pérez, artistas españoles que diseñaron y estrenaron este experimento  en 2012 en su país natal. En ese año la dramaturga mexicana Bárbara Colio conoce el espectáculo y propone traerlo a México. Colio se encarga de hacer la adaptación, un trabajo que pone en contexto lo que vivimos en nuestro país. La obra se presentó con éxito en Chile, ahora llega aquí gracias a la colaboración con las compañías Carretera 45 de México y Pérez & Disla de España.

La obra reúne y simboliza en un pequeño espacio, la realidad que vivimos los mexicanos como nación; un micro que representa un macro universo. Una sociedad dividida que no logra amalgamar un pensamiento que logre un objetivo. La necesidad de cambiar provoca y convoca un cenáculo sin lograr su propósito; en la opinión de cada participante está un interés que poco o nada tiene que ver con la urgencia de darle otro rumbo al país, darle otro sentido a nuestras  vidas.  En su derecho de hablar se escuchan frases como. “Este pinche teatrito… mucha mierda. Todos vayan a chingar a su madre…” o “me equivoqué de reunión, yo soy  topógrafo…”

La gente se presenta con las magníficas actuaciones de  Christian Cortés, Margarita Lozano, Nurydia Briseño, Enrique Marín, Abraham Jurado, David Bravo, Yolanda Abbud y Antonio Zúñiga. La dinámica de la obra permite la activa participación de los asistentes, se integran como parte del elenco. Las funciones son en Carretera 45 hasta el 15 de mayo, los viernes a las 20:30, sábados 19:00 y domingos 18:00 horas.
 
Roberto Sosa

 
 
 
 

 

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

© 2019 atrapAarte

528641