atrapAarte

MICROTEATRO POR OFRENDA

04 Nov 18 - 13:17





 

 

En horror a nuestro ¿fieles? difuntos.
Texto y fotos: Salvador Perches Galván.
 
 









Con Microteatro por Ofrenda: Festival de Día de Muertos, el proyecto teatral llega a su temporada 35, ofreciendo la cabalística cantidad de 13 micro obras en torno a las festividades actuales: el día de muertos. Entre ellas, pudimos ver…
 
Diana. Yo soy luego de ti.
 
Diana es un monólogo construido en diez años de escritura, diez años de búsqueda y doce años de duelo. La propuesta es teatro documental, el testimonio de quien anda por la vida sin muerto. Diana es la desgarradora narración de un duelo sobre la sobrevivencia luego de la desaparición de Diana.
 
Estrenada en Microteatro por memoria en 2016, Diana, es un doloroso testimonio de los difíciles tiempos que nos tocan vivir en este desesperanzado México, y que ya lleva varios años, muchos, con el delicado tema de las desapariciones forzadas, y que redundan en noticias tan insólitas como los cementerios móviles de Guadalajara, o los hallazgos que no cesan de fosas comunes. Jessica Canales, con valor y sensibilidad aborda el tema de manera muy próxima.
 


Es teatro documental, es una experiencia propia sobre la desaparición de mi tía Diana Canales en Tamaulipas hace 12 años, y el monólogo versa sobre mi sentir en este recorrido de más de una década de búsqueda, de tristeza, de dolor, de rabia, de angustia, de todos los sentimientos por los que transitamos cuando tenemos un desaparecido.

Temas muy dolorosos que no son ficción, y que, incluso podría parecer que surgen de la mente imaginativa de algún escritor, ¿cómo tratarlo escénicamente para que no provoque rechazo a partir de noticias que se escuchan cotidianamente?.

 
  
 
Tiene que ser completamente desnudo, los elementos mínimos, porque no hay que entender nada, no solo es teatro documental, también es, quizá, un teatro documental terapia. Hay un proceso catártico, sabemos de en este tipo de experiencias, de cercanía, es algo que escuchamos todos los días, pero termina, a veces, siendo solo datos duros, números, estadísticas. Queremos que también, al ser una experiencia directa, dolorosa, en primera persona, más de 10 años acumulados en 15 minutos, nos puede hacer no sólo reconocer una realidad que ya conocemos, sino despertar y ver qué papel jugamos y acercarnos a las personas, no sólo a la víctima desaparecida, sino todo el daño que genera toda esa situación que vivimos.
 
¿Cómo recuperas la memoria de este hecho tan doloroso?, ¿qué tan difícil es exponerse con algo tan personal?.
 
Recuperando los términos griegos teatrales, por supuesto que hay una catarsis, y la hay en cada función, en mí, y en los espectadores. El proceso de texto, en este sentido de términos teatrales griegos trágicos, es una anagnórisis es decir, es la toma de conciencia. Al principio del proyecto comentaba que se queda uno sin nada, la única certeza que tienes en la vida es que te vas a morir, después desde ahí, ¿que posibilidades tienes para construirte sobre algo así?.
 
Hay una frase de Nina Simone ¿quién se puede decir artista, si no habla de su realidad histórica, del contexto en el que le está tocando vivir? y para mí la verdad ha sido navegar juntos, en su primera versión com el director Jorge Curioca, y en esta nueva versión de la mano de Rosario Zúñiga en la dirección, quien planteó la muy acertada presencia de Diana en escena, dándole vida, con otras tres espléndidas actrices: María del Carmen Farías, Pilar Ixquic Mata y Ursula Pruneda, en este difícil, amorósisimo, dolorosísimo proyecto, y de verdad es que como ciudadanos, más allá de ser seres creadores o no, tenemos también una responsabilidad que hacemos con nuestro dolor, es esta nuestra propuesta.

 
  
 
Bajo la premisa de quien pueda pensar: ¿qué ganas de ir a sufrir a un teatro?, no es ese el objetivo de Diana, hay una necesidad de encontrarse, de encontrar una situación que no es ajena, es una realidad donde también hay un acto de belleza y de fortaleza en Jessica Canales, principal promotora del proyecto, de valentía, en un proceso fuertísimo, de entrega, una entrega para reconocernos, esperando que haya una salida a esa situación que tendría que ser  construida por todos.
 
 
 
Otra de las obras que conforman esta ofrenda, y que son piezas que ya se habían presentado es Guitarras por metrallas, obra que presenta a dos féminas músicas que se aferran a la libertad que su arte les da.

Es un montaje que aborda el secuestro, la tortura, alcanzar ideales, transgredir límites, los miedos más profundos y dejarse seducir por la propia oscuridad de enfrentar la vida.
 
La obra es una propuesta del colectivo escénico Alimaña Teatral,
compañía que la produce y dirige por segunda ocasión para
Microteatro México.

Esta pesadilla es protagonizada por:
Mel Pacheco, Adriana Reséndiz y Rodrigo Ostap.


 
    
 
 

 
Huracán nació en Microteatro por Miedo en el 2014.
Posteriormente en una versión ampliada, se convirtió en
Generación miedo.
 
Producida por la Compañía de Teatro Respira,
la puesta en escena narra la historia de cuatro adolescentes,
que llegan a un sitio abandonado para esconderse de la policía que los busca por el asesinato de su profesor Enrique Villasana.
 
Gin, la mente maestra del asesinato convence a Teo y Prue de jugar con la Ouija para conectar con el espíritu del profesor que abuso de ella, para concluir su venganza.
 
Sabrina lleva el control de la sesión por su noción en las artes oscuras.

Esta situación lleva a los adolescentes a enfrentarse a sus miedos más profundos,
a sus demonios más ocultos y pondrán a prueba su fe.


 
     
 
Auténtico teatro de terror, efectivo y efectista, Huracán es escrita y dirigida por Alejandro Soto y cuenta con las actuaciones de Alejandro Soto, Carlos Armenta, Rogelio Márquez, Asstrid Etcheverry, Carolina Villamil, Valentina Penagos.
 
 


John Wayne Gacy, uno de los asesinos seriales más temidos del mundo,
asegura que dentro de él vive Pogo, un payaso que asesina a hombres jóvenes. Una historia basada en hechos reales llevada al Microteatro con el nombre de Clown.
 
Gacy murió ejecutado por inyección letal, el 10 de mayo de 1994,
el asesino en serie de Chicago violó y mató, de 1972 a 1978,
a 33 varones de entre 13 y 21 años.




 
Gacy, contratista y miembro activo del Partido Demócrata, solía actuar como “Pogo, el payaso” en desfiles y fiestas benéficas. Una respetable fachada que escondía a un psicópata traumado por los abusos físicos y psicológicos que sufrió de niño a manos de su padre.
Gacy, frustrado por su homosexualidad y en búsqueda del placer que sentía al torturar a sus víctimas, ataba a los jóvenes, los violaba y los estrangulaba. Más tarde, enterraba los cuerpos en su casa o los tiraba al río.

 
  
 
Es una pieza que trata la historia de este asesino serial y que retrata de manera muy interesante la psicología del sociopata.
 




Las obras que conformarán el programa del encuentro son: Diana, de Jessica Canales; Tlatzolteótl, de Vika Fleitas; Yugular, de Medardo Treviño; La tejedora, de Marisela García; Los últimos apóstoles, de Iván Viana y Claudia Silki; Necrofilia Fina, de Carlos Atanes, Nieve de tejocote, de Gabriela Román; Desde el corazón, de Edgar Estrada; Huracán, de Alejandro Soto; Oh Simón, de Lilia Marín y Nadia Ortega; Clown, de Edgar Villar; La chica de la curva, de Julián Salguero y Guitarras por metrallas, de Mel Pacheco.
 
 
 
 
 
El teatro es de todos. ¡Asista!
 
Microteatro por Ofrenda: Festival de Día de Muertos
Concluye temporada el 4 de noviembre
Roble #3 casi esq. Insurgentes Col. Sta. María la Ribera. México D.F. Metro y metrobus Buenavista.
 
Muy recomendable.

 

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

361818