atrapAarte

FRIDA PUNTO Y SEGUIDO

31 May 15 - 18:17






 
La puntuación es la clave de todo.
Texto y fotos: Salvador Perches Galván.












 

El punto y aparte es una separación muy radical, estar entre paréntesis debe ser horrible, los puntos suspensivos te dejan en la zozobra, en cambio el punto y seguido brinda la posibilidad de continuar luego de una pausa. Y, luego de una pausa necesaria, por motivos de salud, Frida retorna a los escenarios, ¡y de qué manera!.
 
En su currículum podemos observar desempeños como cantante, actriz, compositora, docente y directora artística por más de dos décadas.
 
La versátil interprete cuenta con una sólida formación académica. Estudio en la Escuela Nacional de Música y durante seis años en el Taller de Creación Literaria de Amparo Rubín, donde inició un trabajo de composición, proyección y desarrollo artístico. Ha estudiado canto con, Lili de Migueles, Carlos Cea Díaz, María Sicardi, Connie de Limón, Adriana del Río y Javier Medina, quienes le han proporcionado técnicas y estudios de la voz.

 
 
No ha descuidado el baile, ya que cuenta con estudios de jazz en la academia Virginia Fábregas y ballet y danza contemporánea con Ema Pulido, Jorge Domínguez y Elizabeth Duarte.
 
Su formación teatral tiene el respaldo de figuras de la talla de Ignacio López Tarso, Mario Iván Martínez, Margarita Isabel, Patricia Reyes Spíndola, Adriana Roel, Sergio Jiménez y Rebeca de Vivar.
 
A su vez, ha replicado su vasta preparación impartiendo clases de dirección y desarrollo escénico para cantantes desde hace 15 años, así como conferencias y talleres en el interior de la republica mexicana.

 
   
 
El legendario Siempre en Domingo fue el escenario que marco el arranque de su carrera, atestiguando su debut como cantante con el lanzamiento de su producción discográfica Punto y Aparte, con Universal Music, producida por Amparo Rubín en 1996. A partir de ese momento ha tenido una larga carrera en el medio de la música y el teatro musical, desarrollándose como actriz, cantante y bailarina, en obras como:
 
Si nos dejan, escrita y dirigida por José Manuel López Velarde
en el personaje coestelar Doña Lola.
Mamma mía!
de: Catherine Johnson, Benny Andersson, Björn Ulvaeus, dirigida por Robert McQueen.
En Una Eva y dos patanes enfrento un gran reto, reemplazar a la británica Jacqueline Voltaire luego de su deceso durante la exitosa temporada estelarizada por Eugenio Derbez, también director del montaje.
 

Durante 2007-2008 actuó el papel de Miss Elmer en otro exitoso musical: Víctor Victoria, de Blake Edwards.
También participó en uno de los más aplaudidos musicales del mundo: basado en la novela de Víctor Hugo, Los miserables, dirigida en México por Ken Caswell y Mariano Detry. Entre 2002 y 2004 interpretó los personajes estelares Fantine, Eponine y Madelein.
En El Full Monty  interpretó a Ginna Buckatinsky en el año 2002.
Interpretó el estelar de Maria Magdalena en Jesucristo Superestrella, de Tim Rice y Andrew Lloyd Webber.
En Rent, de Jhonathan Larson
también tuvo a su cargo otro estelar: Moureen.
Participó con Aleks Syntek en el Tour Internacional Aleks Syntek 2007-2008
En el 2014 colaboró como parte de la producción de El curioso incidente del perro a media noche, en la gira  por toda la republica mexicana.

 
   
 
Pero, sin duda alguna, el 18 de enero de 2010 debe tener gran significado en la vida de esta versátil y muy talentosa mujer, ese día se develó la placa de las 200 representaciones del musical Mamma Mía, y, luego de suplir 13 veces a Roció Banquells, titular del papel principal, Dona, quien por agotamiento y salud deja la obra temporalmente, Frida se queda con el papel que se merecía desde que arranco la temporada, siendo la gran sorpresa, pese a haber sido una veterana en las filas de la División Teatro de OCESA.
 
“Hoy nace una estrella ante los medios de comunicación. Quiero decir que el teatro es maravilloso y ha dado grandes figuras. Hoy le da la oportunidad de crecer a otra persona, esta placa es para mi compañera Frida, porque quiero compartir con ella a esta ‘Donna’ que no es nada fácil de hacer”, expresó Rocío Banquells en la ceremonia de develación.
 
Luego del punto, que fue un difícil periodo de enfermedad que la mantuvo alejada de toda actividad, Frida sigue con su exitosa carrera desde lo musical, con el concierto denominado Punto y seguido, de ahí la descripción de la puntuación, que es la clave de todo. De la forma más sintética y poética la cantante, actriz, bailarina de demás describe el porqué de las cosas.

 
    
 
   
 
Afirma en su conmovedor, elegante y potente concierto, que le gusta mucho hablar de la vida, porque ama muchísimo la vida, porque la vida le ha regalado muchas cosas muy hermosas y porque la ha hecho sentir  que vuela, que cae, que se levanta, que se tropieza, que abraza, besa y vive, que llora a mares y eso, afirma la interprete, es fabuloso, al final del camino esa es la vida., y hay que amarla como venga.
 
A Frida hay que escucharla, porque no solo canta, y lo hace extraordinariamente, habla muy bien, y también lo hace al escribir. Durante la exquisita velada compartió algo de su sensible pluma:

 


“¿Qué cómo quiero mi vida?

Yo quiero sentir las horas de la vida y el aplauso de pie
al día que se nace.
Quiero darle abrazos al invierno y recorrer las calles
que olvidaron sus pasos.
Quiero relajar una y otra vez los días descorchando
puras carcajadas.
Si, así es como yo quiero mi vida,
ponerle cuerda a la noche y abrazar amorosamente
todos los desacuerdos del tiempo,
morir un poco para entonces nacer a raudales.
Viajar al borde del camino, pero caminar sin miedos,
besar a mis amigos, los locos y los cuerdos.
Romper las reglas cada tanto y además elegir
siempre el trozo más grande del pastel, así,
así es como yo quiero mi vida.
Comerme a mordidas cada resolana,
yo quiero cantar el triple y llorar”.
 






Sensibilidad, talento a raudales en un espectáculo inolvidable, que incluye títulos como: El triste, Pero no te olvido, Cuando te beso / Un solo beso, En venta / Hoy ya me voy, No hay vuelta de hoja*, Si me tenías, De ves en cuando, Luz, Despedida*, Carta*, Ese momento. Y el momento culminante de la noche, la apoteosis, de Abba, Va todo al ganador, es decir, el público que aplaude rabiosamente el desempeño de esta guerrera del arte y de la vida.
 
*Autoría de una figura muy importante en la formación y en la vida de Frida: Amparo Rubín, quien siempre la ha acompañado, y quien opinó en el homenaje que la compañía de Mamma Mía! Le ofreció a Frida en el cierra de temporada, donde  aprovechó para relatar la manera en la que su vida y la de Frida se entrelazaban profesionalmente.

 
 
Recordó que años atrás, con apoyo de Televisa, se crearon una serie de becas para respaldar el desarrollo de actores para musicales de manera integral. "Entre las solicitudes llegó la de una niña de seis años, una pequeña mina de oro, un talento vocal que representaba esa chiquilla que hoy brilla en las producciones: Frida".

Platicó cómo le produjo su primer disco, en unos estudios en España, en donde grabaron figuras de la talla de Mecano. Luego, cómo en su incesante hambre de triunfo Frida decidió incursionar en la actuación tocando puertas y haciendo casting sin necesidad de llegar con una recomendación.
 
Valiente, renovada, Frida no perdió oportunidad de agradecer a “todos los que estamos aquí reunidos para hacer magia y hacerme sentir tan feliz y afortunada de poder pisar nuevamente un escenario. Muchísimas gracias.”
 
“A veces en la vida, hay que pisar la mierda del caballo, y es en serio, si es cierto, de esa manera realmente le damos valor al aroma de una margarita. Por eso este día es una celebración a la vida y quiero decirles que esta Frida que está aquí, delante de ustedes  es una Frida que recién acaba de nacer.”
 
Con el numero de Mamma Mía!, la gran Frida se despide de su agradecido y mas que complacido público de esta velada intima, como si le cantara a uno al oído en la privacidad de la sala de su casa.
 
“Es maravilloso sentir que la gente te brinda el aplauso de corazón, ya con eso tengo pagado mi trabajo. La gratitud es un perfume que no se evapora, y esto lo guardaré eternamente para lo que venga. Yo quiero llegar hasta donde mi mente, mi cuerpo y mi corazón me lo permitan”, detalló.

 
 
Hay que estar muy pendientes de cuando Frida haga mas fechas de este excelente concierto, u otros, que seguramente serán igual de buenos.

 

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

354321