atrapAarte

ELOY HERNANDEZ Y MARIANO DUCOMBS

05 Mar 15 - 14:04

 
ELOY HERNÁNDEZ Y MARIANO DUCOMBS
Que los proyectos sean productos,
Texto y Fotos: Salvador Perches Galván

 
 
Uno, abogado y gestor cultural, el otro Administrador con especialización en técnicas de negociación en Harvard: Eloy Hernández y Mariano Documbs, una dupla de empresarios con una nutrida producción en nuestras carteleras. Tan solo en el 2014 produjeron la nada despreciable cantidad de cuatro obras: Asimov, El Bien y mal amado, Estrella y media e Hipopotamiga,
 
¿Cómo se produce al alimón, cómo seleccionan obras, directores, repartos?, Eloy. De entrada es el texto, a final de cuentas un buen texto sostiene todo. He visto grandes producciones que no tienen buen texto y se caen, y producciones muy básicas que tienen un buen texto y la gente lo agradece.
 
Mariano. En eso nos complementamos porque yo soy mucho más emocional, y entonces me dice: ¿ya leíste bien el texto?. Entonces nos damos una justa medida, un poquito de emoción y un poquito de razón.
 
Están apostando en su producción a autores jóvenes contemporáneos mexicanos, sin descuidar la dramaturgia extranjera.
Eloy. La producción del 2014 fue como de chiste mexicano de los 80’s, una canadiense, una inglesa y dos mexicanas. Dos obras del mismo mexicano: Hiram Molina, una para adultos, Estrella y media, una para niños Asimov. La canadiense, Hipopotamiga y la inglesa, El bien y mal amado.

Y son temas bien diferentes.

Mariano. Pues son diferentes y siguen siendo lo mismo. Divertir de una manera inteligente. Son textos muy pensados: Realmente nos fijamos mucho que el texto sea correcto, que tengan algo que aportar, sin ser moralistas. Este año no es la excepción, producimos obras para niños, para adultos, de violencia de género, cabaret mexicano, vamos a tener de todo un poco.
 
Me parece todo un acierto que conformen equipos para cada obra en beneficio de las mismas. Se le deslinda la responsabilidad al director del montaje y cada uno, es diferente del otro.
Eloy. No puedes andar como papá cuidando a los directores, si uno no confía en ellos, en ese caso mejor lo diriges tú. Es cuestión de confianza. Por ejemplo, en Hipopotamamiga llego un momento en el que Alonso Iñiguez me decía: es que ustedes no han venido, que tal si estoy haciendo algo horrible. Le dije: si no creyera en ti no te hubiéramos llamado.

 
 
 
Mariano. Y si necesitas algo, tienes el teléfono, nos llamas, y me parece mucho más sano así, creer en el equipo que tienes. Yo si soy muy metiche en la producción, me gusta meterme, porque si veo qué no está sucediendo algo que creo que debería de suceder como experiencia, me meto, intento meterme de la mejor manera para que sucedan cosas.
 
Eloy. Llamamos a Alonso, porque Retazos, su ópera prima, que él escribió y dirigió, hablaba sobre la perdida de una abuela, todo giraba alrededor de la abuela, porque es algo que le duele, los adultos mayores y esta obra habla de adultos mayores, entonces necesitábamos a alguien que le doliera y le interesara trabajar sobre ello, porque es más fácil trabajar sobre lo que nos mueve y nos duele sobre el tema. Llamamos a los directores de acuerdo a cada proyecto.

Lo que estamos intentando es que el teatro vuelva a ser una experiencia. Yo sé que toda obra de teatro o ir al cine, implica una experiencia, pero la experiencia puede ser: “me comí las palomitas”. Nuestro objetivo es que cada obra sirva de algo en un momento de tu vida, no que te la cambia, pero que te ayude a reflexionar en un momento de tu vida que lo necesites.

¿Qué es la producción?.
Eloy. La producción, de entrada, tendría que estar valorada como un acto creativo. Aquí en México no se toma así, si uno quiere solicitar una beca como creador, no aparece el rubro productor, porque en México creen que los productores son los que abren la cartera.
 
Mariano. Nos ha llegado gente y nos dice: ya está el teatro, los actores, el guión. Tú no necesitas un productor, necesitas un prestamista, y eso lo tengo muy claro. No queremos prestar lana, queremos hacer el proceso completo, entonces va desde un pensamiento económico, hasta un pensamiento creativo, pensando en función del público y de la obra.
 
¿Algunas producciones suyas previas a su sociedad?.
Mariano. Yo hacia una por año nada más, durante 5 o 6. Y empecé a hacerlo como chamba, así fue como empecé hace varios años.
Era otro tipo de obras, la primera que me lancé fue con Angélica Aragón, Mayrin Villanueva, Eduardo Santamarina, Roberto D'Amico, seis bailarines, Doris, una gran voz, el maestro Jorge Clavel, en el Poliforum. Así empezamos, ya después todo lo demás era nada. Después hicimos en la Casa del Lago La orestiada; en el foro Shakespeare Hamelin; una cosa de poesía también, pero el 2014 fue con todo, una revolución a la que me estoy acostumbrando, no ha sido fácil. Estoy mucho más contento que antes pero hay que adaptarse a otro ritmo, a otra forma trabajo.
 
Eloy. Con Gardenia Club empecé de dramaturgo y productor, después fue Microdermoabrasión, otra versión de Estrella y media, Maldita primavera, apoyé en difusión a Bárbara Colio con Vuelve cuando hayas ganado la guerra, si he estado movido.
También estamos apoyando la difusión del Tintero de los Ironistas, un espacio donde se trabajará más bien con dramaturgos, que es bien importante.
 
En el foro Shakespeare el año pasado tuvieron temporadas exitosísimas. Mariano. Llegamos hace un año, en marzo, veníamos por un mes, cinco funciones y terminamos cinco meses con una obra, siete meses con otra. Nos tuvimos que ir con Asimov porque ya tenían el espacio dado.

 
 

En los espacios alternativos del foro prolongaron temporadas e incluso inauguraron las funciones de medianoche.
Mariano. Este año, los jueves de febrero estuvimos en el foro principal con un ciclo de cabaret super bonito, con César Enríquez, los sábados tuvimos el Teatrino, ahora si usamos todos los espacios, solo nos falta el baño y la caja.
 
Eloy. Este año concluimos la cuarta temporada de Asimov, en el Teatro Sergio Magaña, donde develamos placa, con cambio de elenco, estuvo Violeta Isfel, Tato Alexander y cerró Olivia Lagunas. Abrimos con Asimov y cerramos con Hipopotamiga en el Sistema de Teatros del Gobierno del D. F. lo cual esta padre porque es algo por lo que estamos luchando: que los proyectos sean productos. Estamos jalando Asimov, ha sido un proyecto noble, empezó en La Gruta, siguió en el Shakespeare, el Milán, y recién concluyo en el Sergio Magaña.
 
Lamentablemente el teatro público, tiene temporadas de 3 fines de semana.
Eloy. De Asimov dimos 8 funciones, solo nos dieron cuatro fines de semana.
 
Mariano. Esa permanencia que puede tener el irte y volver en determinado momento, en la imagen de la gente es interesante, se están creando cosas. Con Hipopotamamiga vamos a volver con 12 funciones en el helénico.
 

Creo que el esfuerzo tan grande que implica montar una obra, para 12 funciones, es absurdo.
Eloy. Para el boca en boca ya no te dan tiempo. Luis de Tavira lo dijo en los 80 años del teatro en Bellas Artes, que ya la programación de teatro era como hoteles de paso, es la verdad, y eso les pasa a ellos mismos Los grandes muertos era una maravilla, y nadie la vio y es la Compañía Nacional de Teatro.
 
Mariano. También se tiene que dar una nueva visión de espacios escénicos donde no pares el éxito, que fue lo que encontramos en el Shakespeare,  íbamos por cinco funciones, vieron que empezó a funcionar y se prorrogó de cinco semanas a cinco meses.
También está la forma mucho más tradicional de no arriesgar y no perder y no hacer. Empezando mal ya quieren cerrar y no se da la oportunidad de decir: bueno ¿qué tengo que hacer para cambiar?, si esto no está funcionando ¿cómo hago que funcione?.
 
Eloy. Para nosotros es un vértice importantísimo el público, y no me refiero nada más al ingreso de taquilla, sino para ellos. Si no hay público, no es teatro. Buena parte de los productores comerciales y culturalines, lo que menos se dan cuenta es del público y es una tristeza, luego se quejan. OK, no tiene público tu obra, pero ¿alguna vez hiciste un Showcase?, ¿un work In progress?, ¿viste como reaccionaba el público?, ¿viste tu focos Group?.En general no nos fue muy bien el año pasado, unos perdimos cinco pesos, otros perderían 5 millones, culpan al público y el público no es el culpable, al final del día, es de uno, que no supo vender el proyecto.

 
   
 
Mariano. Y hay una parte de interés generalizada entre la gente que recibe las becas, efiteatro, les vale madres porque ya están pagados, entonces no anuncian más que lo que tienen que anunciar, hacen lo que tienen que hacer, si van bien, si no también, no les importa porque ya les dieron la lana y peor error no conozco. Me dieron 2 millones de pesos, tengo que ser exitoso, tiene que verlo todo el mundo. Creo que es algo que no está claro, que va mas allá de un negocio, es una cosa de permanencia, de imagen, de mostrar a más gente lo que puedes hacer. Algo está sucediendo que no es.
 
Eloy. En efiteatro, las becas y México en escena, la gente no entiende que si te dan un peso es para que generes tres, y no lo hacemos, es la realidad. Hay otro fenómeno en efiteatro, antes, para obras grandes uno decía: necesito 500, 700 mil pesos a lo más para levantar telón. Ahora dicen: tengo que hacer un proyecto de 2 millones, cuando no había ese beneficio fiscal, era lo que tú lograbas y ahora ya no es así: tengo que programarme para acabarme los 2 millones, ¿tu obra merece los 2 millones? ¿necesita esos 2 millones?, te puedo apostar que la mayoría de los casos es: no los necesito .
 
Mariano. Por otro lado hay dos áreas que han afectado a la producción del teatro en México, una es la parte gubernamental de estos apoyos mal utilizados y mal aplicados, y la otra son los productores que pagan a sus actores 80 mil pesos, y hay muchos, que no sé de dónde sacan dinero, que chido que lo tengan, me encantaría tenerlo en algún momento para darme un lujito. Pero quieres montar una obra y los actores mediáticos te piden 30, 40 mil pesos así, tranquilo, por noche. Un teatro que te cobra 10, 15 mil pesos por noche nada mas de garantía, por noche necesitas 100, 150 mil pesos solo para abrir telón, entonces me parece que es muy complicado, nosotros mismos nos estamos haciendo daño.
 
Eloy. Ahora te dicen, la última que me mando llamar Suárez me pagaba 100 mil pesos o Gabriel me paga 70, ¿tu cuanto vas a pagarme?.
Es un buen proyecto, te voy a pagar conforme a lo que se paga en teatro. No sale la partida, si uno se pone a ver todo lo que pagaron de pautas de difusión en revistas, periódico, y lo comparamos con el aforo de esa semana, aun suponiendo que estuviese lleno el teatro, no te alcanza, no estamos siendo tendenciosos, simplemente es una gran pregunta.
Es muy complejo, la realidad de la producción aquí en México es que no hemos aprendido a hacer industria.

 
  

¿Qué tienen en puerta?
Mariano. En abril tenemos el 3er Festival de Teatro en Espacios no Convencionales, para julio regresa Hipopotamiga, también tenemos con Angélica Aragón La última palabra en la que hemos estado barajando varios nombres, todavía no conformamos el elenco. Es una maravilla, es del autor de Los lobos. El año parece bastante encarrilado está muy chido.
 
Eloy. Y también otra para niños
que está en preproducción, se llama Salieron del mar, que es sobre cosmogonía Huichola, con Nora Manneck en la dirección, una cosa muy compleja, cinco actores en escena y tienen que hacer toda la creación de la cosmogonía de los venados, los Peyotes, todo para niños, sobre todo porque no se ha escrito mucho, o más bien no se ha permitido a los huicholes hablar mucho de su historia, está complejo. Por el tipo de diseño tiene que ser el Teatro de las Artes o de estos grandotes para el tiro, porque va a ser con multimedia.
Y ver si Asimov e Hipopotamiga se van a teatro escolar. Son proyectos que
vale la pena que los niños
 
lo vean, realmente si les dejan algo bueno.
Los cuatro proyectos que hicimos el año pasado han sido valorados por su calidad, diferentes reseñistas y críticos están valorando nuestro trabajo y se les agradece, las hacemos para el público pero se agradece que la gente voltee a leer a los reseñistas.

 
 
¿Qué les ha dejado esa sociedad?
Mariano. Creo que la forma de hacerlo es así, relacionándote con una persona como Eloy, aparte de hiperactivo, tiene clarísimo lo que quiere y no va a hacer las cosas difíciles, las va a hacer lo más adecuado posible y somos dos, entonces está más chido. Tomate un día para no explotar. Es muy buena mancuerna.
 
Eloy. Esta experiencia ha sido muy interesante, trabajar con Mariano todos los montajes ha sido maravilloso, ha sido una locura. Ha sido muy complejo, por más que tengamos un buen proyecto la gente en este momento está viendo hacia otro lado, pero es el momento programado.

 
 

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

333966