atrapAarte

ENERO

14 Feb 15 - 15:49




ENTREVISTA CON ADRIAN GONZALEZ CAMARGO, DIRECTOR DE ENERO
INCOMODIDAD DE PRINCIPIO A FIN.
POR: SALVADOR PERCHES GALVAN
 
Tras asesinar a su esposa, Horacio huye con su amante, Lucrecia. Refugiados en una cabaña en el campo, buscarán continuar el amor que ya no es posible sostener. La desesperación y la culpa los llevarán a enfrentar sus propios límites.
Enero “es el mes donde todavía no terminamos y donde todavía no empezamos". El nombre simboliza para Adrián González Camargo, su realizador, un cierre e inicio de ciclos como los que atraviesan los protagonistas.
González Camargo afirma que después de leer Sobre héroes y tumbas (1961) de Ernesto Sábato, se cautivó por este tipo de temáticas y esta historia en la que los personajes terminan por consumirse.
Platicamos con Adrián en torno al cine, a su película, a formas alternativas de producción y al Festival Internacional de Cine de Morelia, donde se presento Enero en la selección michoacana en competencia en la undécima edición, siendo el único largometraje de la sección.
 


Adrián, tu caso es particular en cuanto a la realización de tu película.
Digamos que es la primera vez que se hace un largo en Michoacán, hecho con puro talento michoacano, salvo un par de extranjeros que ya tienen mucho tiempo aquí, entonces así como nos apropiamos de jugadores para la selección, pues nos apropiamos una fotógrafa, una diseñadora de arte y una asistente y ellos encantados de trabajar aquí, tienen mucho tiempo aquí y son también michoacanos. Entonces fue muy peculiar porque lo hicimos de una manera muy independiente, realmente independiente no tenemos ningún apoyo institucional salvo que por ahí el ayuntamiento de Erongarícuaro nos echó la mano con unas cositas, El colegio de Michoacán también con otras, pero realmente no es que hayamos recibido una beca o que hayamos recibido un apoyo, etcétera, fueron recursos propios, de Sinestesia, la productora, otras productoras de aquí. Hicimos una estrategia y realmente echamos mano de todos los recursos posibles para hacer posible Enero.
 
Y Enero tiene la peculiaridad de ser la primera producción 100% michoacana.
Exacto y además era algo que queríamos probarnos muchos. La hicimos en Erongarícuaro, Michoacán, casi toda, una partecita aquí en Morelia. Era algo que queríamos probarnos, cómo trabajaríamos nosotros en un largo, es un esquema muy distinto, si tenemos una tradición de cortos, hay trabajos cada vez más buenos, o sea, cada vez sube mas el nivel michoacano y es encantador verlo, pero si teníamos que dar ese paso y ser como la vanguardia, ser la máquina que va a jalar a los demás vagones para entonces echarle lumbre a esto, porque estaba toda la gasolina rociada por todos lados, pero nada más faltaba eso y ya lo estamos viendo. Un gran amigo ya está en la pre de su largo, por ahí ya me han preguntado: ¿qué onda con el largo?, ya esta la espinita.
A mí me parece increíble además hacerlo con propios recursos y realmente no depender o sea descentralizado completamente, o sea realmente si fue ¡Hazlo tu mismo! y entonces llegar a eso para mí es importantísimo porque ya en otras geografías estamos viendo eso, también en México, y México es un país demasiado grande, que tiene demasiadas historias que contar, y si combinamos esto con esta asequibilidad que tienen los recursos tecnológicos para llegar a eso, creo que la cinematografía va a cambiar mucho en los próximos años.
 
¿Cuando hiciste la película?.
En octubre de 2012 empezamos a trabajar, filmamos en enero del 2013 y era crucial hacerlo por la luz del invierno que hay, era la luz que yo quería y terminamos la posproducción justo a tiempo para participar en el Festival Internacional de Cine de Morelia de ese año.
 
  


Con más de una década del festival, ¿qué tanto ha promovido el que jóvenes se interesen por la cinematografía, no como cinéfilos que ya esta comprobado, sino como cineastas?.
Muchísimo, hace 12 años tuvimos una primera muestra michoacana, de hecho yo tuve un corto, y lo primero fue como es este estado: es caos, pero es muchas fuerza, mucha discusión y muchas cosas, hubo muchos reclamos, cambiaron las reglas del juego y se empezó a hacer una competencia.

Entonces sí se ha visto un arco, así como los personajes tienen un arco dramático, así también se ha visto en la cinematografía michoacana, y cada vez más. He sido profesor varios años en Morelia y ves que el festival se convirtió en una tradición, pero justo para que los jóvenes de aquí quisieran hacer cine. Ahora, una cosa bien distinta es querer hacer cine y otra  realmente hacerlo, y otra más es seguir haciéndolo, suena como muy menso pero, yo conozco gente que tiene 10 años diciéndome, “tengo una historia”; conozco otra gente que tiene 10 años haciendo esas historias; y conozco gente que tiene pensando que historias quiere contar los siguientes 10 años. A mi eso me parece fascinante.
 
Creo que el festival en ese sentido ha contribuido mucho primero por un gusto hacia la observación de películas y segundo para querer hacer esas películas.
Claro y lo que considero obligado es pasar a otros esquemas de producción, son pruebas, porque siempre va haber una prueba distinta en cada historia que haces, en cada corto, en cada largo siempre va a haber, como realizador siempre va a haber una prueba distinta. Porque si no llegas a una especie de horizontalidad en cuanto a la artisticidad, puedes llegaron a un momento que si no están esas piedras, el camino plano se vuelve aburrido.
 
Además qué bueno que busquen alternativas de producción, alejados incluso del paternalismo institucional o gubernamental.
Decía Henry David Thoreau que: “el mejor gobierno es el que menos gobierna, y el gobierno ideal es el que no gobierna del todo”. A mí me gusta mucho esa idea, desde hace mucho pensé y creí, y ahora creo que lo creo más, que hacer cine dependiendo de una institución, a lo mejor para ciertas producciones si es necesario y no lo satanizo, para nada, pero yo personalmente, a lo mejor cambio de opinión el próximo año, pero ahora creo que uno es más libre, hasta cierto punto, claro, cuesta mucho más trabajo, pero sí puede hacerlo con sus propios recursos y sus propias decisiones.
 
Háblame de tu película.
Bueno es Enero y es la ruptura de un triángulo amoroso. El inicio de la película matan Horacio y Lucrecia son amantes y matan a la esposa, huyen y se refugian en el campo. La premisa es distinta a como comúnmente sería que el asesinato llegase al final, aquí es al revés, empieza ahí y vemos cómo deja de funcionar la relación de los amantes porque ya no saben qué hacer, tienen una carga de culpa, tienen una carga de desolación,  de aislamiento, envueltos en una atmósfera que a mi me parece hermosa, en la Hacienda Porumbo en Erongarícuaro y entonces yo realmente lo que quería, era que el espectador fuera un mueble más de la casa donde están ellos, y sé que no es muy alentador, pero que se derrumbara junto con ellos, entonces es incomodidad de principio a fin.

 
  
 
En exhibiciones previas cómo ha reaccionado el público.
Muy bien. Ha habido comentarios sorprendentes y como es mi primera película, es la ópera prima de muchos de nosotros de hecho, no llegaba a dimensionar. Ha tenido una respuesta muy favorable. Alguien me comento: “Es que estaba super incómodo, tenso”, y eso para mi, a lo mejor suena perverso, pero para mí es un acierto.
 
Adrián, en cuanto a su estreno, no comercial, en el Festival, ¿que riesgos  de que la sección michoacana del mismo se vuelva de autoconsumo exclusivo?, es decir que sea solamente el público moreliano o michoacano el que vea estas películas.
Buena pregunta. Los hay, porque uno como realizador quiere obviamente tener proyección y no porque uno quiera ser famoso, o porque a uno le encante ver su cara, que a mí me da bastante temor siempre estar en medios o en la tele. A mi me parece que es algo tan práctico como esto: tú quieres buscar un apoyo, un recurso, y si alguien te vio en una nota, si tienes un testigo, le llaman, entonces hay una forma de decir; mira no solamente cree en mí, sino que ve que otros lo dicen, entonces de repente los medios nacionales, además de que tienen mucho trabajo, la sección michoacana está un poco desfavorecida en ese sentido.

Ahora haciendo cambio de juego, ayuda a impulsar, a lo mejor no te das cuenta porque es un poco como cosas esas cosas que no se ven, pero te das cuenta que hay programadores de festivales muy importantes, que empiezan a llamarle la atención, y si piden ver esos trabajos, entonces uno como realizador, yo he trabajado en festivales durante muchos años, estuve en el festival de Morelia desde el primero, de hecho, entonces realmente me he podido dar cuenta de eso. Si te quedas solamente como un realizador que va, se sienta y no te mueves estas frito. Me decía una profesora: “tienes que ser, a lo mejor suena bien feo por el término, pero tienes que ser tu propio entrepenur (sic), como le llaman, porque nadie va a venir a tu casa a tocarte la puerta y decir: “oye, ¿eres la próxima maravilla del cine mexicano verdad?.
 
Te agradezco mucho y ya tienes ahí, un título que queda para la historia, que es indeleble, eres el realizador de la primer película largometraje 100% michoacano.
 
La película se ha hecho acreedora de reconocimientos en festivales como: Festival Travelling de Celaya, Festival Internacional de Cine de Ayacuho,  Perú; Festival Internacional de Cine de Aguascalientes, Muestra Internacional de Cine Michoacano; Festival de Cine de Paracho; Oaxaca Film Festival;  Cinetekton de Puebla y el Encuentro Mundial de Cine en Houston, Texas.
 
Enero, ópera prima de Adrián González Camargo entró a cartelera este 13 de febrero, además de presentarse en la Cineteca Nacional, la película se exhibirá en la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México, Cinemex Reforma, el Cine Tonalá, el Instituto Francés para América Latina, y en el Altozano de Morelia.
 
¡Vea cine mexicano!
 

Enero  
México. 2013.  Video.  Color .· Ficción

Dirección y guión: Adrián González Camargo,
Producción: Miguel Lobato,  Tomás Torres,  Alberto Zúñiga.
Compañía Productora: Sinestesia
Fotografía: Anna Soler.
Edición: Juan Carlos Rodarte.
Sonido: Roberto Aramburu,  David Lobato.
Música: Durazno Sangrante,  Abraham Urquiza.
Animación: Diego Sánchez.
Dirección de arte: Cindy Alejandra López.
Reparto: Marcelino García, Ernesto Hernández Doblas, Sheyla Rodríguez, Selma Sánchez
 
 

 

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

354345