atrapAarte

DOGVILLE

24 Sep 18 - 13:12









 
 




de Lars Von Trier.
La perversión humana donde se vuelve universal.
Texto y fotos: Salvador Perches Galván.

 








Prologo:
Eloy Hernández, a través de su compañía Cortejo Producciones presenta en México la premier mundial de la versión escénica de Dogville de Lars Von Trier, conmemorando 15 años de su estreno fílmico.
 
Dogville es uno de los trabajos más famosos y apasionantes del gran provocador danés Lars von Trier, para unos un creador genial, para otros un charlatán pretencioso,  Cuyas películas son experiencias que no dejan indiferente.

 
  
 
Los acontecimientos se dividen en un prólogo y nueve capítulos que narran las vivencias de Grace con el resto de los vecinos, apenas dos decenas de habitantes. La protagonista trata de ganarse la confianza de cada uno ayudándolos en sus quehaceres diarios, servicios que en principio no son necesarios, pero a los que, poco a poco, todos accederán. De cómo estos temerosos habitantes la aceptan y la encubren, aun cuando el pueblo es vigilado por la policía. Grace será feliz en esos días, ha encontrado un sitio en la comunidad y el amor florece entre ella y Tom. De cómo la relación en principio cordial y amistosa con el pueblo se vuelve cada vez más tensa y surrealista. Sus habitantes, en apariencia humildes y de buen corazón, exigen una compensación mayor por el peligro que corren al cobijar a una fugitiva.

 
 
Dogville es un siniestro cuento de hadas norteamericano, adaptado y traducido por Miguel Cane, dirigida por Fernando Canek, con un gran elenco de 18 actores y actrices, entre los que se cuenta el feliz retorno de Carmen Delgado a los escenarios.
 
Y con una obra de gran formato, afirma la espléndida y versátil actriz, que es el teatro al que todo actor aspira. Y esto es teatro de autor porque Lars Von Trier es considerado uno de los cineastas contemporáneos modernos más importantes, y es una obra que se presta a muchas lecturas y a un gran análisis en este momento histórico, donde tenemos un monstruo de vecino, que es el mismo monstruo del que habla Lars Von Trier, como símbolo del imperio, del capitalismo, de los piratas, el mundo de esos que creen que son poseedores del otro, de su vida, de su pensar, de su territorio, de su cultura, se apoderan absolutamente de todo.

 
Capítulo 1
En el cual Tom oye tiros y conoce a Grace.
 
Esto es Dogville, continua Delgado, un pueblo que se apodera de la ingenuidad, que es cómplice, primero, de alguien que viene huyendo y sin conocer la acogen, después es parte de su propiedad y la invaden, por ejemplo, mi personaje, mamá Ginger, se apropia de un par de arbustos y les pone frontera y les pone cadenas, muros. Es totalmente vigente, no es una es cualidad precisamente, es una característica del género humano, de lo cual nos tenemos que hacer conscientes, no sé si lo vayamos a cambiar, o si sirva para mejorarlo o para hacer cambiar nuestra naturaleza, pero al menos si ser consciente de ojo, ojo, “el respeto al derecho ajeno, es la paz”.
 
Crear empatía con seres que son, o pueden ser absolutamente siniestros, en la época en la que vivimos en México, en la que ya nadie se asombra de nada, hay una generación de dramaturgos mexicanos, entre los más jóvenes, José Manuel Hidalgo, que retratan la realidad que se vive en el país. Esto es diferente, es una tragedia moderna muy siniestra
 
Creo que incluso es más amable, señala Fernando Canek, responsable de la puesta en escena, porque el teatro contemporáneo refleja realidades muy crudas y trata de que el realismo mexicano, si es que podemos llamarlo un movimiento ya de concepto, sea una teatralización de hechos.

 
  
 
Esto es una obra de un contexto ficcionado, una metáfora más profunda donde, a través de arquetipos, podamos sentir la lección, sin embargo la empatía surge en este contexto, porque si hay un punto de conexión con todos los personajes, y si hay momentos de cualidad humana que nos convencen de que los hechos que estamos presenciando no son referentes familiares, a pesar de que yo estoy siendo muy preciso en enfocar esto a Estados Unidos, 1935, pre recuperación después de la gran depresión, y qué es un ejemplo de las sociedades norteamericanas, un microcosmos que de todos modos podíamos traspolarlo hacia la realidad mexicana para identificar donde la conformación de nuestra sociedad se asemeja, y además la perversión humana donde se vuelve universal.
 
Capítulo 2
En el que Grace sigue el plan de Tom y se involucra hacia el trabajo físico.
 
La voz del narrador presenta la historia, el lugar y los personajes como si se tratara de un relato infantil sobre gente trabajadora y honrada que en malos tiempos recibe un regalo prácticamente caído del cielo, hay elementos que se prestan a una lectura religiosa. Aun así, desde el comienzo se adelanta que todo acabará en tragedia; a lo largo de nueve capítulos abandonaremos un ingenuo y optimista cuento para adentrarnos en una terrible y devastadora parábola sobre la naturaleza humana. A la misteriosa Grace (Ximena Romo ) la buscan tanto la mafia como la policía. El pueblo, liderado por un joven escritor y filósofo (Sergio Bonilla), acepta ayudarla a cambio de que la mujer trabaje para ellos.
 
Grace divide su jornada de forma que todos los vecinos reciban su ayuda y con el día a día parece que va ganándose la confianza de los aldeanos, pero es un pueblo de perros, de animales hambrientos que con el tiempo abandonarán sus máscaras para abusar de una fuente de bondad de la que obtienen todo tipo de satisfacciones, en un principio acceden a pagar los servicios de Grace pero luego optan por, simplemente, tomar lo que consideran que les pertenece.

 
  
 
No sé tropicalizó, son palabras de Carmen Delgado, no hay manera de decir esto es Iztapalapa y aquí nosotros nos hacemos la ley por nuestra propia mano y quemamos y linchamos, no, pero es una obra de trascendencia humana, es clásica, es una tragedia y cumple con el rigor de la tragedia y la crueldad enorme con la que nos manejamos en la sociedad, con la que podemos ser con nuestros hijos, con nuestros compañeros de vida, con nuestros vecinos, este microcosmos individual de lo que puede ser una aldea, un pueblo, una colonia, un condominio horizontal, lo que puede suceder entre vecinos, cómo cuidan su territorio.
 
Capítulo 3
En el que Grace consiente una turbia pieza de provocación.
 
Dogville sacude al espectador desde la presentación del pueblo que da título a la película, revelando un escenario minimalista más propio de una obra de teatro. Apenas hay decorado ni atrezo, los límites de las casas están señalados con líneas blancas, sin paredes, con letreros en el suelo que aportan información sobre las viviendas, dónde se supone que hay un arbusto o un perro, base fundamental del movimiento dogma, encabezado por Lars Von Trier.

 
Yo creo que a pesar de que la tesis era esa, afirma Canek, de pronto en ser puristas uno encuentra resquicios o formas de justificar el arte, y hay mucho en la propuesta original de Von Trier, que trastoca lo que yo entiendo, como la tesis dogma, y lo hace para contarnos una buena historia, de un proceso que el mismo, dice, fue difícil, porque estaba experimentando y dejaba que los actores improvisaran. Su dirección era intrusiva y el resultado final fue un trabajo muy brechtiano, y su influencia fue Brecht, entonces yo decidí agarrarme de ahí, afianzar el concepto brechtiano y creo que la obra está llegando a eso, a esas posibilidades de romper la cuarta pared, de fomentar el distanciamiento del público que es también una de las tesis de dogma, pero conservando una necesidad de mover las fibras de empatía en el público para hacer confrontativos a raíz de eso. Es decir, si la gente conecta con estos personajes, cuando viene el momento más difícil de digerir, viene la pregunta: ¿por qué estoy simpatizando?, ¿por qué estoy sonriendo?, ¿por qué esto me parece estético?, cuando es algo grotesco y terriblemente violento. Y creo que se logra muy bien con el montaje, ahí es donde la esencia de Von Trier existe, pero notros ya le dimos la vuelta a algo teatral.
 
  
 
No es un reto fácil, confiesa Canek, obviamente todo es una apuesta artística, lo que puedo garantizar es que estoy sobre pensándolo todo, se también la responsabilidad histórica que implica ser un primer montaje de un concepto tan importante, porque es un privilegio, entonces es aprovechar ese privilegio para ahondar sobre la idea primigenia y dar un resultado que no sólo sea óptimo, sino que a lo mejor se pueda replicar en otros países para que esta obra se ponga ya como un concepto teatral constante, es un Brecht no escrito por Brecht, es como me gustaría considerarlo.
 
Este inusual planteamiento de la puesta en cámara parece tener el objetivo de distanciar al espectador de la ficción que se está representando, al estilo de Brecht, de hacerle consciente en todo momento sobre la artificialidad del relato, y obligar a un análisis del texto, a una reflexión sobre el comportamiento de los personajes, y su traslación al mundo real.

 
 
Respeto mucho a los autores primigenios, continúa Canek, y trato de ser purista, pero siempre hay que encontrar que el proyecto tenga algo innovador, que no sea una regurgitación de algo previamente hecho sino una exploración y magnificación del concepto original.
 
Capítulo 4
Tiempos felices en Dogville.
 
Lars Von Trier dijo que nunca había puesto un pie en Estados Unidos y que, para él, el verdadero tema de la película era que el mal puede crecer en cualquier parte, si se dan las circunstancias adecuadas. Por lo que situar la historia en Norteamérica durante la Gran Depresión resulta lógico pero en realidad su tesis es que podría haberla situado en otro lugar y otro momento donde se hayan plantado las semillas necesarias. De ahí la heterogeneidad de los habitantes de Dogville, todos van a actuar de forma similar. La cobardía, el egoísmo, la codicia, la hipocresía y la violencia se extenderán como un potente virus, pero ¿qué tanto hay de Lars Von Trier en este Dogville mexicano?
 
Yo espero que toda la esencia de la concepción original, afirma Canek, incluso hay una sinergia como melómanos, nos gusta el mismo tipo de música, me di cuenta en el documental, cuando él de pronto empieza a cantar Monty Python, o cuando su selección de este concepto se deriva de la pirata Jenny, de Brecht, y a mí lo que me gusta de esa canción… porque es una de mis favoritas, es la crudeza con la que se narra una historia de justicia y venganza, que de alguna manera Dogville es la teatralización o la escenificación de esa canción en específico. Creo que conservando esa esencia y esa bonhomía en concepto hay sinergia creativa, pero también, a pesar de que no me quiero distanciar, porque soy purista, pues de todos modos es un montaje que hace otro equipo de creativos, entonces va a tener diferencias, pero hay una convicción de mi parte que esto haya surgido de la esencia más profunda de integridad del autor primigenio.

 
  
 
Sin rasgos característicos, Dogville puede ser cualquier pueblo con cierta independencia. No hay información sobre dónde ni cuándo sucede la acción, la narración no está anclada a un momento o un lugar. La comunidad encaja con la idea que nos ha dado el cine del típico pueblo de la América profunda, está la imagen del gánster de las películas de los años 30.
 
Hemos ensayado poco tiempo, nos comparte Carmen Delgado, y se ha resuelto bastante rápido y bien la acción, porque nuestro director, Fernando Canek, viene con claridad, no vine a ver que se le ocurre, o a ver que le dicta la musa día con día, sabe perfecta y precisamente lo que quiere. De entrada arrancamos la acción, sin análisis de texto, yo me subí al proyecto un poco después, pero así cómo llegué, vámonos, a trabajar, y a trabajar, y a trabajar, y a construir, y a construir, y a construir, así cómo se construye el pueblo.
 
Capítulo 5
4 de julio después de todo.
 
El guion de Lars Von Trier contiene un lenguaje simbólico que permea a lo largo del relato, en el que el “realismo americano” se ve acentuado. Para la versión escénica, se pretende que dicho realismo esté representado en el ritmo y el tono propios de la lectura teatral, efecto que se agudiza a través de la sobriedad y la escenografía minimalista, donde los silencios brindan atmósferas siniestras. Y resulta curioso que una película tan teatral, no se hubiera llevado antes al teatro.
 
Porque hay un algo tramposo en eso, dice Canek, yo creo que es una simplificación de la cinematografía, el cine hereda mucho del teatro para poder contar las historias, y hablamos de Méliès, ese si es teatro grabado utilizando técnicas muy avanzadas para un primer acercamiento a las cámaras, pero lo que hace Von Trier es simplificar, más que teatralizar, a mi parecer es reducir elementos. ¿Qué es lo que vuelve el hecho teatral distinto al hecho cinematográfico?, que el hecho teatral está vivo, un error, una falta de coordinación, una falla en el concepto de music box que tengo, es lo que lo hace vivo. En el cine todo es editable, la intrusión que tenía Von Trier con sus actores para pedirles la reacción correcta, porque él se ponía la cámara encima, en el steadycam y estaba metido en la escena pidiéndoles lo que quería. Aquí al contrario, llegamos a un acuerdo previo y el fenómeno se da, y no hay punto de edición, eso es lo que diferencia absolutamente al teatro del cine, qué es un hecho vivo. Además le da la posibilidad de lenguajes que en el cine podría ser más difícil utilizar, como el trabajo corporal para ahondar conceptos que la metáfora juegue en un segundo plano, el teatro tiene muchas ventajas en narrativa, el cine tiene otras muchas, pero si son lenguajes distintos, eso indudablemente.


 
Capítulo 6
Dogville enseña los dientes.
 

A través del sufrimiento y la humillación de la heroína, recurso habitual en Von Trier, el danés nos ofrece su visión del mundo, dando a entender que más que un código moral lo que guía a la gente es lo que el grupo concreto al que pertenece establece como bueno o malo. Y cualquier decisión que beneficie al conjunto puede maquillarse con palabras, lo importante es que suenen razonables.
 

El texto, es de un danés que piensa en inglés y luego lo traduce al español, reitera Delgado, sí es difícil abordar el texto, y adecuarlo, y hacerlo sobre todo legible para el público, que es a quién realmente queremos que le quede, no cargo de conciencia, pero sí cargada en su conciencia la idea.
 

 
Capítulo 7
Grace finalmente está harta de Dogville y conspira de dejar la ciudad.
 
Dogville requiere de una gran precisión en sus elementos, la adaptación increpa constantemente al espectador mediante símiles y metáforas con referentes inmediatos, conduciéndolo a cuestionarse sus propios valores.
La obra nos invita a replantearnos nuestro comportamiento social, a ser autocríticos con nuestras decisiones, evaluar hasta qué punto somos permisivos o si nuestro individualismo puede devenir en un universo de crueldad y voracidad. Esta versión escénica sin duda, será una las obras más importantes del año, que, sin ser musical, cuenta con un numeroso y talentoso elenco.
 
Tengo un elenco de privilegio, constata Canek, es un elenco no sólo de grandes figuras del teatro mexicano, de disciplinas múltiples, de actores con absoluta convicción a que esta historia se cuente. Realmente el compromiso que tienen es porque este proyecto se deriva de amor al arte, este no es un proyecto meramente con un fin de subsistencia como profesionales, sino que es una sinergia creativa de artistas que están contribuyendo hacia un fin muy práctico de contar una historia que les apasiona.

 
  
 
Habla Delgado al respecto. Es una compañía de 17 actores, a mí se me puede poner la piel chinita, porque nuestras personalidades, nuestras carreras, nuestras escuelas, lo que somos cada uno en la individualidad, respetarnos y aceptar toda esa variedad. El reparto, si lo hubieran pensado mejor, si lo hubieran pensado un poco más, no hubiera salido así, ¿por qué?, porque tenemos que tener una concordia en la escena, en el trazo, porque es una obra de bordado fino, es una cantidad de movimientos, es más complicado que una comedia musical, o algo así, donde 2, 4, 3 deben ser de una precisión absoluta.
 

 
Capítulo 8
Tom admite la verdad y se va.
 
Ensayamos en un lugar padrísimo en los estudios Churubusco, lugar donde entrevistamos a la actriz, de quien son las palabras, y al director, hemos andado un poco como saltimbanquis, porque de verdad, hacer teatro, lo saben todos los artistas, no nada más los teatreros, lo saben los bailarines, lo saben los pintores, lo sabe todo el mundo, que es verdaderamente ir con mucha obcecación, somos muy, muy perseverantes, ya cuando lo traemos no nos importa si ponemos de nuestra bolsa, si no sale lo de afuera puede esperar, todo puede esperar, pero esto no, sobre todas las cosas y si vamos con un super objetivo claro.
 
Y es un privilegio ver la puesta en escena en un foro vacío, con paredes desnudas de los estudios Churubusco, complejo cinematográfico que está por cumplir 73 años de existencia.

 
  
 
Yo especulo que en un futuro podamos establecer la sinergia con los estudios Churubusco, nos comparte el joven y talentoso director, porque todo este proyecto es de sinergias, por eso me encanta esa palabra ahorita, para describir el fenómeno, pero si se logra, vamos a poder representar la obra con un paralelismo más grande hacia lo que concibió Von Trier, tal vez para teatro a la redonda donde el público se pueda mover alrededor del espacio para ver la obra de distintos ángulos, y que ellos cumplan como una cámara. Ese sería un muy bonito concepto, ahorita el reto fue adaptarlo a un narrativa a la Italiana y creo que se está cometiendo muy bien, veremos qué opina el público.
 
Basada en la película de Lars Von Trier, Dogville estrena el lunes 24 de septiembre en el Teatro Helénico, vamos a estar todos los lunes hasta el 10 de diciembre a las 8 de la noche en el Centro Cultural Helénico, y es necesario decirles, invita Carmen Delgado, que no se la pueden perder, de verdad es un trabajo valioso, de autor, un tema importante. Porque el proyecto se lo merece en todos los sentidos, el audaz montaje se antoja para fines de semana.

 
 
Si, por el esfuerzo, por el tiempo de trabajo, por la dedicación de todos los actores, promete Canek, veremos que se puede lograr. Yo creo que tiene un futuro promisorio, vamos a ver, son expectativas y esperanzas que siempre tiene uno, y el teatro es una apuesta y una apuesta que depende del público, de su anuencia y mecenazgo.
 
Capítulo 9
Dogville recibe la visita esperada y la obra acaba.
 
Grace es el referente simbólico que transmite los valores de la humildad. La gente del pueblo abusará de ella hasta límites insospechados, lo cual supondrá que la trama refleje valores humanos de honradez violados y humillados, algo que finalmente tendrá que pagar el pueblo duramente. La determinación que toma Grace dejará al espectador el libre pensamiento sobre si la decisión ha sido acertada o demasiado estricta.
 
 
El teatro es de todos. ¡Asista!
 
Absolutamente recomendable. Imprescindible.
Dogville. De Lars Von Trier.
Dirección: Fernando Canek.
Adaptación y traducción: Miguel Cane.
Diseño escenográfico e iluminación Félix Arroyo.
Diseño de vestuario Giselle Sandiel.
Diseño sonoro y musicalización Eliseo Santillán.
Producción: Eloy Hernández.
Actuación: Ximena Romo, Sergio Bonilla, Claudia Ramírez, Carmen Delgado, Mercedes Olea, Luis Miguel Lombana, Pablo Perroni, Gerardo González, Rodolfo Arias, Judith Inda, Francisco de la Reguera, Ana Kupfer, Christopher Aguilasocho, Diego Cooper, Francisco Hernández Castelán y Jerónimo Suárez Inda, Alán Téllez y Carlos Fernández.
Teatro Helénico. Avenida Revolución 1500 Colonia Guadalupe Inn.
Lunes hasta el 10 de diciembre a las 20:00 horas
Costo:  $350 a $250 en la taquilla del Centro Cultural Helénico y a través de www.helenico.gob.mx
 
 

 

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

371656